Mensaje Navideño: Querido Papá Noel… « Castelar Sensible
¡Leé nuestras últimas notas!
  • Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida
  • Nadia Báez: La Mirada del Coraje Nadia Báez: La Mirada del Coraje
  • Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era
  • Propuestas para crecer desde el barrio Propuestas para crecer desde el barrio
  • La historia más bonita jamás contada La historia más bonita jamás contada
  • Mensaje Navideño: Querido Papá Noel… Mensaje Navideño: Querido Papá Noel…
  • ¡Feliz Cumple Paula! ¡Feliz Cumple Paula!
  • Diego Gallo: Talento y Calidez Diego Gallo: Talento y Calidez
  • Sin saber por qué Sin saber por qué
Mensaje Navideño: Querido Papá Noel…

Hace bastante tiempo que ya no te escribo para estas fechas pero hoy sentí ganas de retomar aquella linda tradición. En los últimos treinta y pico de diciembres que dejé la comunicación  epistolar con vos han pasado tantísimas experiencias  en mi vida personal, la de mis afectos, los vecinos, el paisito y el planeta todo. Millones de cosas se pusieron patas parra arriba, se descubrieron, se destruyeron, estuvieron y pasaron de moda, nacieron, murieron, se transformaron… Y te cuento que me siguen  conmoviendo la mente y el corazón cuando me detengo a reflexionar unos instantes  sobre el camino recorrido.

Entonces vuelvo al Presente -tesoro concreto y bastante maltratado- y respirándolo profundamente Agradezco. Cada detalle. Hasta lo que no me gustó para nada pero reconozco como gran entrenador de mis fortalezas conquistadas.

Justo ahí  reapareces vos representando lo que uno anhela desde el alma niña -aunque de grandulones hagamos el piedra libre a que no todo depende de la magia y hay que aportar dosis importantes de voluntades y otras cuestiones para alcanzar lo deseado- y me renovás el entusiasmo de pedirte lo que quiero en este cierre del año de Castelar Sensible.

Vá la lista; no me vengas con que es demasiado porque obviamente entiendo que no lo podrás traer todo junto en una noche tirándolo por la chimenea… Primero porque por estos lares ya vamos teniendo más palmeras que hogares de cuentos polares; pero sobre todo porque sé que  lo que deseo no se consigue rápido y fácil; pero tengo tiempo y mucha paciencia. A Saber: te pido que avises casa por casa de la necesidad urgente de volver a las sonrisas porque no se puede andar arrugando el ceño a diestra y siniestra cada día de la milagrosa vida. Te pido que invites a los vecinos a acercar un turrón u otras dulzuras –valen abrazos y caricias; sea Navidad o cualquier época del calendario!- a tantas gentes tristes de soledades. Te pido que le recuerdes a quien corresponda que hay que hacer realidad las rampas bien hechas en todas las esquinas y una campaña permanente para educar a la comunidad en que No se puede ocupar ese espacio, única alternativa de circulación para discapacitados, viejitos y cochecitos de bebés (acá tengo una lista extensa de varios asuntos que te los envío por mail por falta de espacio como comprenderás). Te pido que actives Conciencias y Acciones concretas en los temas de los que somos responsables: el cuidado ecológico; tener presencia amorosa y ser modelos saludables para nuestros hijos; respetar las diferencias…

Reconozco que estoy pidiendo mucho pero -por favor-; ponele onda para gestionar lo máximo que puedas de mi lista; desde acá seguiremos esforzándonos por hacer nuestra parte. Ah!; si te queda un lugarcito en la bolsota agregame unos zapatos nuevos, una cartera de colores y un viajecito a algún lugar tranquilo, con mates bajo el árbol, un riíto cerca y la Paz que le deseo al mundo entero. Bendiciones para Todos!!!

Y GRACIAS. Desde el Alma.