Reciclar los Residuos: el arte de cuidar la Casa Grande « Castelar Sensible
¡Leé nuestras últimas notas!
  • Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida
  • Nadia Báez: La Mirada del Coraje Nadia Báez: La Mirada del Coraje
  • Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era
  • Propuestas para crecer desde el barrio Propuestas para crecer desde el barrio
  • La historia más bonita jamás contada La historia más bonita jamás contada
  • Mensaje Navideño: Querido Papá Noel… Mensaje Navideño: Querido Papá Noel…
  • ¡Feliz Cumple Paula! ¡Feliz Cumple Paula!
  • Diego Gallo: Talento y Calidez Diego Gallo: Talento y Calidez
  • Sin saber por qué Sin saber por qué
Reciclar los Residuos: el arte de cuidar la Casa Grande

A través del relato de Virginia Pimentel, fundadora de ONG Abuela Naturaleza, Castelar Sensible pudo tomar contacto con el enorme servicio que realizan quienes trabajan para transformar lo “inservible” en nuevas alternativas a favor del planeta.

En los tiempos que nos toca transitar la mayoría de las personas tenemos una idea –aunque sea vaga– de lo que significa “reciclar” y de la necesidad de mantener una actitud cuidadosa hacia nuestro medio ambiente. Por eso aquí, en nuestro pedacito de mundo situado en el Oeste, celebramos que se esté implementando un programa de recuperación de residuos denominado “Morón Recicla” que es el resultado de un profundo trabajo mancomunado entre el Municipio de Morón (premiado en Noviembre por el gobernador Scioli por este plan que disminuye la basura generada por los vecinos del partido); la Cooperativa NuevaMente y la ONG Abuela Naturaleza.

Virginia Pimentel es una pionera en la toma de conciencia frente a la problemática ambiental desde hace veintipico de años atrás, cuando vivía en un campo en Pontevedra y observando su hábitat familiar advirtió que los humanos generamos demasiados residuos.

“Lo orgánico lo resolvían las gallinas y demás animalitos y los residuos del baño los quemábamos en el termo a leña. Mi problema era qué hacer con el cartón, el vidrio y el plástico. Gracias al intercambio de faxes no existían los mails empecé a investigar cómo estaban tratando los deshechos en otras partes del mundo y con las respuestas de las embajadas y de los pocos lugares de la argentina que estaban enfocados, comencé a adentrarme en la cuestión”.

En 1997 hizo un curso que le acercó las experiencias de los “catadores” (cartoneros) de Brasil que se estaban organizando para hacer la recolección casa por casa y supo que en Rosario también avanzaban con la temática.

Cuando uno de sus hermanos le presentó a un grupo de carreros (trabajaban con carro y caballos) de la Matanza; ella despertó a la realidad de este grupo social que tiene mas de 150 años en la actividad – “botelleros”, “cartoneros”; “gente de la Quema”, y sus diferentes denominaciones según el modo y lugar donde se desempeñen– y los ayudó a organizarse en lo que fue la cooperativa ReNaSer (Recuperar Naturalmente y Servir). En el 2004 Virginia renunció a aquel emprendimiento sintiendo que además de instruir, coordinar y acompañar la formación de cooperativas de cartoneros; la próxima fase debía ser profundizar en la “conquista” del vecino, transmitiéndole la importancia de su rol en esta cadena de compromiso ecológico.

Había que contar la propuesta como un cuento; con títeres; en las plazas y escuelas. ¿Quién mejor que una Abuela para hacer esa tarea? ¿Y de qué hablaría la Abuela en esos relatos? De la Naturaleza!”. Desde esa sencillez surgió el nombre de la Organización no gubernamental que preside nuestra entrevistada y que gracias al apoyo municipal fue llegando con sus charlas a más personas y espacios.

Vicky recorría las casas de los “socios” que le guardaban los residuos inorgánicos y los cargaba con la ayuda de Hernán López, un muchacho con capacidades especiales, en su autito minúsculo con un trailer repleto de cosas que luego separaban. Así arrancaron los ensayos que fueron dando forma a la movida posterior. El actual intendente Lucas Ghi era concejal y ya se mostraba interesado y se acercaba para estudiar con atención la problemática que planteaba Abuela Naturaleza.

Todas las manos todas

En el 2004, en el marco de un evento realizado en el Gorki Grana se conocieron Virginia –con un pequeño stand y su proyecto de Promotores Ambientales–, con Marina Parra, hoy Directora de Política Ambiental del Municipio de Morón, quien estaba en otro stand con un proyecto de Guías Ambientales y pronto comenzaron a trabajar juntas.

A partir del 2006 cuando el proyecto de recuperación de residuos fue votado dentro de las propuestas del Primer Presupuesto Participativo en zona oeste (“Castelar Recupera Valores y todos somos recuperadores”); se fortalecieron las redes que facilitaron el crecimiento exponencial del proyecto.

En Marzo del 2008 tuvieron una entrevista con el ex intendente Martín Sabbatella y su equipo y el 5 de junio de ese año tras un encuentro con Guillermo Fernández, actual director de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos del Municipio de Morón, dieron los primeros pasos para  la gestión asociada del Municipio junto a Abuela Naturaleza y la cooperativa NuevaMente para la recuperación y valorización de los residuos. Así nació “Morón Recicla”.

Desde entonces se organizó el grupo de promotoras ambientales para contarles a los vecinos sobre el sistema; se compraron la camioneta, los trailers y las motitos con carrito con las que se realiza la recolección domiciliaria de materiales reciclables; la balanza, los matafuegos, la ropa de la gente; etc.

Por su parte, va afianzándose la cooperativa cuyo funcionamiento es una cuestión muy compleja y tiene como máximo objetivo la inclusión social de sus integrantes. Con el asesoramiento de una psicóloga social se trabaja muchísimo lo grupal, se atienden las necesidades de las familias que la constituyen; la participación de cada uno según sus posibilidades, la adaptación paulatina a las normas generales y múltiples aspectos que van desandándose de a poco y con gran esfuerzo de todos.

Las veintiuna personas de la cooperativa NuevaMente que hoy forman parte de “Morón Recicla” están avanzando día a día con el objetivo de poder cubrir la recolección domiciliaria de 12000 familias repartidas en 295 manzanas; área que planean abarcar en su totalidad hacia mitad del 2011.

¡Bienvenido sea este tiempo en el que tantas personas dedican saberes; creatividad y voluntades para transformar lo que “parece” no servir… en nuevas manifestaciones de Vida!

Los vecinos que deseen participar de la propuesta y estén fuera del radio de recolección de residuos inorgánicos (plásticos, papeles, metales, vidrios, telgopor, envases tetrabrick, juguetes y ropa), pueden llevar sus bolsas a los carritos señalizados con carteles del municipio. También pueden acercar computadoras, electrodomésticos en desuso, etc. al galpón que cedió el municipio donde se realiza el acopio y selección de los materiales ubicado en Arenales 58 Morón centro.

 

Teléfonos Cooperativa Nuevamente: 4460-6327 de lunes a viernes de 8 a 17 hs. y sábados de 8 a 13hs.

GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos): 0-800-666-6766 ó 4489-7777 interno 5136.

Las empresas o particulares que quieran comprarles los materiales disponibles para la venta: plástico de alto impacto; papel, vidrio; frascos y otros pueden acercarse al galpón o llamar a los teléfonos mencionados.

De pequeñas gotitas se hace el mar

Desde la conciencia, con un pequeño esfuerzo puesto al servicio de los buenos hábitos, podemos colaborar para resolver un Gran Problema.

  • Prestar atención sobre qué recurso natural del planeta se utiliza para extraer la materia prima con la que se fabrica una botella de vidrio; una lata, un envase de plástico, etc.
  • Reflexionar sobre qué podemos hacer cada uno a favor de la calidad de vida: evitar el derroche diferenciando lo que tiramos a la basura; pensar qué porcentaje de orgánico, reciclable y basura irrecuperable es la que tiramos en la misma bolsa.
  • Hacer compost en casa (poner en un rinconcito al aire libre los restos orgánicos –cáscaras, restos de café, yerba, etc.–; ir agregándole finas capas de tierra o pasto cortado u hojas secas entre capa y capa para hacer maravillosa tierra abonada) achica la bolsa de desperdicios en un 50%.
  • Separar lo reciclable (30%) y dárselo al recuperador achica la basura a un 20% de su volúmen!

Duplicar las Tres Erres

Abuela Naturaleza propone que a las 3 R (Reducir; Reutilizar y Reciclar) que se promueven a nivel mundial como fundamentales para enfrentar el problema de los residuos, habría que agregarle otras 3 R:

  • Responsabilidad del consumidor frente a la compra.
  • Rediseño de los envases para que sean reciclables.
  • Re-Evolución dentro del Ser Humano para que pueda ver “el todo” y no solo “la parte”.