Se hace camino al andar « Castelar Sensible
¡Leé nuestras últimas notas!
  • Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida
  • Nadia Báez: La Mirada del Coraje Nadia Báez: La Mirada del Coraje
  • Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era
  • Propuestas para crecer desde el barrio Propuestas para crecer desde el barrio
  • La historia más bonita jamás contada La historia más bonita jamás contada
  • Mensaje Navideño: Querido Papá Noel… Mensaje Navideño: Querido Papá Noel…
  • ¡Feliz Cumple Paula! ¡Feliz Cumple Paula!
  • Diego Gallo: Talento y Calidez Diego Gallo: Talento y Calidez
  • Sin saber por qué Sin saber por qué
Se hace camino al andar

Todo relato parece corto cuando se intenta encerrar entre letras la riqueza de un hombre como el que aquí presentamos. Vayan estas líneas como prólogo de lo que él mismo podrá completar –si pueden alcanzarlo– mientras deja sus huellas en las callecitas del barrio.

Miguel “el Caminante” Soriano es vecino de Castelar, pero nació hace 79 años en Junín, provincia de Buenos Aires donde descubrió su vocación atlética cuando apenas sumaba cinco añitos de vida. A los trece debutó oficialmente en una carrera de primera línea con una actuación destacada. En aquel entonces conoció en Pergamino al gran atleta Pedro Caffa a quien en el 2008 le dedicó su récord mundial –114 km en 24 hs; auto superado al año siguiente en 127 km– en la ciudad de Vedia de la que Soriano es hijo adoptivo.

Tiene esa extraña costumbre don Miguel: cada año que pasa, mejora su marca frente a los mismos desafíos. “A los 74 ó 76 se ve que estaba más tiernito. Ahora que estoy más maduro voy más rápido, la tengo más clara”, explica en tono cómplice.

A los 40 años más o menos ya tenía ganas de irse a su ciudad de Vedia caminando; pero fue en el 2004 cuando, estimulado por la familia Baez, empezó a prepararse para tal fin. En Octubre unió Castelar-Vedia, caminando 295 km en 8 días; y lo repitió en el 2005. En Diciembre del 2006 caminó 104 km en 24 hs en la ciudad de Ituzaingó.

Después vino lo de Mendoza (alentado desde el número 2 de Castelar Sensible de junio-julio) cuando caminó 1100 km desde el centro de esa provincia hasta el histórico Cabildo de Buenos Aires en 27 días llegando el 20 de Junio para celebrar del día de la Bandera.

Estuvo en varios programas de la radio y la tele; entre ellos el de “Grandes de la Vida” donde fueron Susana Giménez; Landrisina; el que le hacía los zapatos a Perón, Mirta Legrand; Lavie… enumera orgulloso, tan merecedor de todos los homenajes que le dediquen. A partir de ellos logró que marcas reconocidas le dieran la ropa deportiva que usa y los suplementos que aliviaron su artrosis de las rodillas.

Está planificando participar en el Mundial de Atletismo de Veteranos que se correrá en Brasil en el 2013; “se corre cada dos años, pero el del 2011 es lejísimos y no puedo costearlo. A Brasil, si no consigo sponsor, me iré caminando”, asegura sin exagerar. Y le creemos!

Agradecimientos Especiales: Al querido Pedro Lorenzo Hernández que filmó dicha entrevista; a Carlos Roberto Baez de la Imprenta Crearte, a Gabriela de Multivisión y a todos los sponsors sensibles que colaboran para que don Miguel Soriano pueda seguir caminando y contagiando entusiasmo vital a quienes lo conocen.

 

La Vida te entrena

“El trabajo de un fondista sirve para entrenarse. Trabajé de albañil toda mi vida y ese fue mi método para estar en estado. Yo subía las escaleras con una bolsa de cemento al hombro conciente de que con esto me estaba entrenando. Cuando alcanzaba el balde para que revocaran lo agarraba de un modo adecuado para el músculo y si tenía un momento libre hacía gimnasia. A veces los compañeros me decían que me dejara de … y les alcanzara la cal.

Hoy si voy a la ferretería a comprar tornillos lo hago corriendo y mientras espero que me atiendan hago elongaciones.  El que no me conoce cree que tengo un tic nervioso o que estoy loco…”