Homenaje a un maestro: 25 años de Encuentro y Armonía « Castelar Sensible
¡Leé nuestras últimas notas!
  • Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida Dr. Ramos: Medio Siglo sanando niños y honrando la Vida
  • Nadia Báez: La Mirada del Coraje Nadia Báez: La Mirada del Coraje
  • Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era Calendario Maya: El Amanecer de una Nueva Era
  • Propuestas para crecer desde el barrio Propuestas para crecer desde el barrio
  • La historia más bonita jamás contada La historia más bonita jamás contada
  • Mensaje Navideño: Querido Papá Noel… Mensaje Navideño: Querido Papá Noel…
  • ¡Feliz Cumple Paula! ¡Feliz Cumple Paula!
  • Diego Gallo: Talento y Calidez Diego Gallo: Talento y Calidez
  • Sin saber por qué Sin saber por qué
Homenaje a un maestro: 25 años de Encuentro y Armonía

Corría el año 1950 cuando en el seno de la iglesia San Judas Tadeo de Ituzaingó, nació una agrupación coral que proyectaría su trayectoria hasta nuestros días con humildad y determinación, asumiendo un rol importante en la escena coral de nuestro país.

En 1973 un joven de Castelar se acercó con curiosidad a un ensayo de este coro, sin sospechar que los primeros acordes que escuchara revelarían su vocación en la vida y marcarían el rumbo de la misma institución coral.

A partir de allí el joven se integra y sumerge en la actividad coral, a la vez que profundiza sus estudios musicales; y es en 1986 que los coreutas lo convocan como su Director.

Aquel caballero apasionado era Osvaldo César Manzanelli, quien actualmente cumple sus Bodas de Plata dirigiendo la Asociación Coral Lorenzo Perosi y a quien nosotros, los coreutas, queremos homenajear por su labor, dedicación y vital aporte para la actividad artística de nuestro querido coro.

Para los que hoy somos “el Perosi”, es un orgullo formar parte de esta institución porque encontramos en ella y en la mano de nuestro director un enriquecedor espacio de encuentro y armonía.

Como maestro día a día nos guía en nuestro crecimiento como músicos y como personas.

Gracias Osvaldo… por la Coherencia de tus actos; por el valor del Compromiso; por enseñarnos a ser instrumentos humildes; por conectarnos con nuestra sensibilidad; por hacernos sentir la Unidad en la Diversidad; por tu Paciencia y Perseverancia; por inculcarnos el Amor por la Música. Porque todo esto es el amoroso testimonio de tu vida. Porque “quien ama la música ama la vida”. 

Celebramos estos años compartidos y anhelamos con alegría el seguir siendo guiados por tu Calidez y Talento por muchos años más.

 

Fotos: Carina Felice.